Soy psicóloga, pero además…..

Me formé como doula gracias a matronas, pediatras, psicólogas y ginecólogos que decidieron que la figura de la doula es importante aunque ellos ya existan. Que es una profesión válida, con sentido y libre de existir. No es una profesión INTRUSA porque no realiza funciones para las cuales no tiene un título. Y esto es así de sencillo. Intrusismo es el “ejercicio de actividades profesionales por persona no autorizada para ello”.

Una doula NO realiza actividades sanitarias, no hace tactos, ni ecografías, ni terapias psicológicas, no pone vías ni lanza recetas, no diagnostica ni efectúa tratamientos. En su formación de doula NO ha estudiado nada de eso, ni tiene la titulación, por lo que no es competencia suya y NO LO HACE.

Una doula ha asistido a una formación donde otro tipo de profesionales titulados, le han dado información sobre la mujer embarazada y la reciente mamá, para que conozca y reconozca todo lo que envuelve e invade a una mujer es ese periodo de su vida y pueda ACOMPAÑARLA desde la empatía, el apoyo, la comprensión, el respeto y el amor.

Una doula ha estudiado qué es el ACOMPAÑAMIENTO, eso de ir al lado de una persona, presente, sin influir sobre ella, pero haciendo una labor importantísima de sostén físico y emocional: si tropieza la sostienes, si cae la contienes, pase lo que pase, viva lo que viva estás con ella respetando sus procesos. Cosa que muchos profesionales titulados desconocen y violan ejerciendo su poder constantemente en las consultas.

Una doula se ha formado principalmente en herramientas psicológicas sobre el acompañamiento, y ha estudiado aspectos de la mujer y las etapas del embarazo, el parto y la lactancia para comprender y distinguir los procesos que atraviesa. Porque acompañar sin empatizar, sin entender, sin distinguir, no es acompañar, es solamente ESTAR A SU LADO (literalmente).

Una doula ACOMPAÑA. Cosa que no es tarea fácil: sin influir, sin dirigir, sin recomendar, sin opinar. Con amor, con respeto, con empatía, con mucha conciencia.

¿Alguien me puede decir DONDE ESTÁ EL INTRUSISMO?

El instrusismo está en aquellas doulas que ejerciendo la mala praxis se han salido del acompañamiento, o lo han realizado mal, influenciando, dirigiendo, recomendando, opinando. Al igual que en TODAS las profesiones, existen ciertas personas que no entienden de límites ni de moralidad, y hacen lo que les viene en gana. También hay matronas u otros profesionales intrusos o que ejercen la mala praxis. Que han realizado labores que no les corresponden, que han metido la pata hasta el fondo con mujeres haciendo de “lo que no son” y recomendando barbaridades. Repito, como en TODAS las profesiones.

Aquí el problema NO LO TIENE LA PROFESIÓN, lo tiene aquella persona que dentro de la profesión ejerce la mala praxis. ¿Por qué atacar a la profesión entera?

LA PROFESIÓN DE LAS DOULAS DEBE SER REGULADA Y RECONOCIDA. Para que sea más fácil, todas las doulas deberíamos estar registradas en nuestra actividad. Sería más fácil controlar y penalizar la mala praxis. Como ocurre en el resto de profesiones reconocidas oficialmente.

El problema de hoy tiene dos puntos clave.

UNO: QUE SE CONOZCAN CUALES SON LAS VERDADERAS FUNCIONES DE UNA DOULA (y no cada uno se piense que hacen una cosa, porque no es así). Para que el resto de profesiones se queden tranquilas de que NO les estamos quitando su trabajo, ni queremos ser como ellas sin estudiar su carrera.

DOS: QUE SE REGULE LA PROFESIÓN y se le otorgue el espacio que se merece, ni más ni menos.

Hasta el día en que esto ocurra, yo aconsejo a las mamás que buscan doulas, que lo hagan siempre recomendadas por personas de confianza, o que acudan a la AED (Asociación Española de Doulas) para obtener alguna recomendación. Bueno, les recomiendo que se informen y que no confíen ciegamente EN NINGÚN PROFESIONAL; mejor que sea una confianza basada en el conocimiento del otro, en la relación directa y en la conexión mutua.

España es mucha España, eso lo sabemos todos. ¿Libertad de pensamiento? ¿Libertad de elección? ¿Confianza en los demás? La poca que puede haber nos encargamos nosotros mismos de arrebatárnosla.

Nos controla un materialismo que ni siquiera vemos, un individualismo que no percibimos…

Hay que abrir los ojos un poco más a nosotros mismos, a nuestro interior, a lo que de verdad somos. No a lo que nos han contado que somos, ni a lo que nos han querido convertir.

Creo que cuando una persona conecta consigo mismo desde la Conciencia propia, y no desde la influencia ajena, se manifiesta un cambio. Las doulas, las que de verdad hacen lo que hace una doula, las que están  comprometidas con su labor, con las mujeres que las eligen, las que emplean un gran esfuerzo en su vida por saber acompañar desde la libertad y el respeto (muchas veces luchando contra lo que nos envuelve y lo que nos ha hecho crecer) saben conectar con ellas mismas desde ese punto. Y eso es lo que ha generado este cambio. Esta Revolución, este Caos. Esta Crisis.

Todo esto tenía que llegar, para seguir evolucionando y no quedarnos anclados al sometimiento del poder, del miedo, de la violencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s